Events flow

Estás en Nuestro

Blog de Noticias

Personal branding para deportistas: Conviertiendo canastas y goles en atributos de marca

En el nuevo paradigma, toda identidad puede construirse desde los códigos de ingeniería que configuran una marca. Los deportistas actuales o sus clubes ingresan tanto o más por sus patrocinios que por su rendimiento en las pistas o los campos. La calidad no es lo más importante, sino su capacidad por enganchar con el público.

Como siempre sucede, una vez comprendida esta realidad surgen los símbolos. Logotipos, tótems, himnos o cualquier otro tipo de constructo que permita tangibilizar y convertir en físico todas aquellas características que el deportista proyecta y que su público identifica y juzga. Sintiéndose atraído o no por ellas.

Gasol y Ben Wallace convirtieron la barba en sinónimo de fuerza bajo los aros, siendo el signo palpable de sus autoridad dentro de la zona. La silueta de Nowitkzki y Jordan es reconocible, representando sus movimientos más famosos y admirados. La posición de tiro del primero y el famoso mate de piernas abiertas del segundo. Un símbolo con tanta fuerza como cualquier otro institucional o más.

El personal branding nos alcanza a todos, queramos diseñarlo o no. Podemos elegir nuestro discurso de manera deliberada o no hacerlo. Proyectar aquello que más engagement produce con los demás o dejar que sea el azar quien lo configure. De un modo u otro, todos siempre tendrán una idea de quienes somos. Nosotros decidimos el grado de intencionalidad con el que intervenimos en ella.

La moda del personal branding para deportistas crece y a ella se han sumado, como destacados ejemplos Bale, Rudy Fernández y Cristiano Ronaldo. Logotipos, sonidos (como el famoso que Cristiano emitió al ganar el balón de oro) y otros elementos que les permitan perdurar en el tiempo de una manera sólida; traer, una y otra vez del recuerdo, aquello que les hizo destacar frente a otros en su disciplina deportiva.

Y vosotros ¿qué símbolo os define como marca?

 

Leave a Reply