Saltar al contenido

Para qué sirve un blog

Para conectar con personas.

Generar un tono de voz y discurso dentro de tu propia marca.

Aplicar el lean startup (y de paso aprender qué es).

Ganarte el permiso a contarnos qué vendes.

Testar experimentos.

Descubrir lugares a los que pensabas que tu marca nunca llegaría.

Divertirte.

Aprovecharte de uno de los medios gratuitos más potentes.

Crear contenido significativo.

Para obtener justo lo que precede a tu primera venta: atención y feedback.