Saltar al contenido

Miopía, hipermetropía o presbicia

En algún momento de nuestra vida, todos necesitamos gafas para alguna de ellas. Sus características son distintas, del mismo modo que nuestras necesidades.

Cada cliente necesita unas gafas. A un hipermétrope, no le importa que las lentes que vendes para la miopía incorporen una nueva tecnología. Tengan un diseño puntero o cuenten con un descuento irrechazable. Sencillamente no las comprará. No están hechas para sus ojos.

Lo mismo sucede con otros clientes y productos. Ser capaces de detectar para quienes es especialmente valioso nuestro producto nos ahorrará esfuerzo. Y nos permitirá poner el foco en aquellos que están buscando un producto o servicio como el nuestro.

Las empresas también tienen sus propios problemas oculares. Muchas veces, su visión y misión no son nítidas. Y no se trata de una cuestión de dioptrías. La ceguera suele está en creer que unas únicas gafas pueden servir para todos los públicos.