Events flow

Estás en Nuestro

Blog de Noticias

Microentretenimiento: El arte de sacarte una sonrisa antes de comer

Son ya varios los años en los que el nuevo paradigma nos acompaña. La velocidad y multiplicidad de los mensajes ha afectado a todas las áreas de nuestra vida. Ante ellos, podemos comportarnos de un modo más pasivo o activo. También elegir o no los canales a los que mostrarnos más expuestos. Y todo ello como jueces exigentes e inflexibles de todo el contenido que nos impacta.

En este juego de competitividad extrema entre mensajes, los prescriptores se convierten en uno de los mayores filtros. Abrimos o no los archivos de wassap que nos envían en función de quién los comparte en los grupos. Escuchamos más o menos atentamente al comercial dependiendo de la marca que represente. Los mensajes de twitter se retuitean en gran medida según quien sea su autor.

El menú estimular es cada vez más amplio. Esto nos convierte en receptores ávidos de contenido y filtradores voraces al mismo tiempo. El aroma que desprenden las Apple Stores del mundo es tan atractivo como el del pan recién hecho. Abrir un packaging premium representa en nuestro imaginario algo tan potente como abrir un cofre del tesoro. Y cruzarnos con una acción publicitaria callejera puede permitirnos ver una avenida entera poblada de globos o la réplica gigante de los cascos de Star Wars.

Nos gusta sonreír, sentir y compartirlo. Llevar a nuestras conversaciones de mesa o de oficina todas las experiencias y contenidos con los que nos cruzamos. Enseñárselo a las personas de aquellas tribus a las que nos sentimos más afines o dejarnos sorprender por un momento que no esperamos. Y todo ello representa una oportunidad brutal tanto para marcas como para personas que quieran poner en marcha cualquier proyecto.

Nunca en la historia hemos tenido tantas herramientas para generar contenido. Altavoces tan gigantescos y de tal volumen para hacer llegar nuestros mensajes. Información tan vasta para vertebrarlos y personas con tantas ganas de recibirlos, siempre que sean buenos. Da igual si eres una marca, un artista, una persona o un gato que ha sido pillado in fraganti en Youtube. En cualquier lugar, a cualquier hora, estás a tiempo de sacarnos una sonrisa antes de comer.

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply