Events flow

Estás en Nuestro

Blog de Noticias

Marketing de permiso frente a Marketing invasivo

Tal y como comentamos en otras entradas de nuestro blog, el nuevo paradigma ha traído nuevos cambios. Nunca antes habíamos tenido tanta información para elegir un producto o servicio. Tantos medios para compararlo ni tantos vehículos para compartir nuestra experiencia sobre él. Eso nos permite ser más exigentes que nunca.

La puerta fría resulta más gélida que nunca. Además de quitarnos tiempo, un elemento cada vez más valioso, nos incomoda. ¿Por qué estar escuchando algo que probablemente no me interese cuando puedo ser yo quien elija cómo y cuándo obtengo exactamente la misma información?

Seth Godin acuñó el término “Marketing de permiso” para definir esta nueva realidad. No tiene ningún sentido que confíe en tu marca, en tu producto o en servicio si no lo he experimentado. No creas que tu mensaje, por muy directo que sea, va a hacerme cambiar de opinión a menos que vea claramente qué puedes hacer por mi. Y que lo harás mejor que los demás.

El marketing de permiso tiene todo esto en cuenta. Llama a la puerta ofreciendo algo sin esperar nada a cambio. Y eso se nota. No centra sus esfuerzos en vender algo y desaparecer. Busca conectar genuinamente con el consumidor a través de contenido o experiencias que aporten valor. A nadie nos gusta comprar algo para después darnos cuenta de que no es útil y de que quien nos lo vendió se lava las manos.

Las grandes marcas se construyen a largo plazo. Establecen relaciones emocionales con el consumidor. Le hacen sonreír, reflexionar o vivir una experiencia que mejora sus vidas sin pedir nada a cambio. El modelo freemium es un ejemplo. No voy a pedirte que pagues un plus hasta que no entiendas exactamente lo que puedo ofrecerte. Te haga falta. Y mejore sustancialmente lo que puedes conseguir gratis en cualquier otra parte.

Piensa en ganarte el permiso y la potencia de tu mensaje se multiplicará por mil. Ofrece un producto o servicio verdaderamente útil. Será entonces cuando el consumidor llame a tu puerta y evangelice por ti.

 

 

 

Leave a Reply