Events flow

Estás en Nuestro

Blog de Noticias

La propuesta de valor de Lego

La compañía Lego nace en 1932, forjada tras los avatares y el esfuerzo constante de su fundador. Se trataba de Ole Kirk Kristiansen, que siempre apostó por la creatividad y la innovación en cada una de sus decisiones. La compañía pasó de padre a hijo, y actualmente su propietario es Kjed Kirk Kristiansen, nieto del fundador.

El extraordinario éxito de la marca parte de su propio propósito:”Inspirar y desarrollar a los creadores del mañana”. Todo eso queda proyecta en sus decisiones estratégicas y desde la innovación de su propio producto.

A nivel de branding, los aciertos más relevantes son los siguientes:

La propuesta de valor de lego en la imagen visual y voz de marca 

Con una propuesta de valor tan fuerte como la de Lego, crear una imagen a la altura no resulta nada sencillo. La evolución del logo siempre ha sido muy natural, la publicidad cercana y audaz y los nombres de cada nueva línea de negocio o proyecto acertados y alineados. “Duplo”, “Lego Dacta” “Legoland” o “Lego Factory” mantienen el mismo tono y naturaleza compacta de “Lego”.

Acuerdos de Co-Branding

Excepto en el caso de Shell, que pasó una fuerte factura a Lego por las denuncias de Greenpeace, la compañía siempre ha sabido potenciar su marca estableciendo alianzas. Con DC y Marvel ha lanzado varias películas, comics y videojuegos; también con Star Wars. Harry Potter y Moleskine son otras de las marcas con las que ha logrado acuerdos de éxito.

Implicar al usuario en su crecimiento, fundamental en la propuesta de valor de Lego

La naturaleza de la marca lleva implícita la participación del usuario, quien es capaz de generar nuevos contenido a través de las piezas que Lego provee. Además de esto, la marca ha conseguido implicar al usuario en acciones de enorme valor. Como la creación espontánea de contenidos audiovisuales, la utilización de metodologías de aprendizaje a través de sus piezas (Lego serious Play) o el diseño de sus propios juguetes en la ahora interrumpida “Lego Factory”.

Generar experiencias de alto impacto e interactuación con la marca para el usuario

Lego ya no es propietario de sus parques temáticos. Tuvo que venderlos a la empresa Merlin Entertainments en 2005 para superar una importante crisis. Sin embargo la naturaleza de la experiencia sigue siendo la misma: construir un universo de atracciones con las piezas y el espíritu de la marca.

El éxito de Lego es el resultado de esta combinación de variables. También de otras menos visibles. Todas ellas nacen de una innovación capaz de ofrecer una fuerte propuesta de valor. Y de un branding construido a partir de las fortalezas del modelo de negocio. Una gran combinación a la que aún le quedan grandes obras por edificar.

 

Artículos relacionados:

Marcas que lo hacen bien 1: Under armour: el éxito de convertir a un deportista en guerrero.

Marcas que lo hacen bien 2: Starbucks: quedar siempre bien al doble del precio de un café.

Marcas que lo hacen bien 3: Bla Bla Car. Autopistas de valor añadido sorteando los frenos del usuario

Marcas que lo hacen bien 4: Puma, reinventarse atacando el problema con uñas y dientes

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply