Events flow

Estás en Nuestro

Blog de Noticias

La cuadratura del círculo frente a la cuadratura del marco

A pesar de las experiencias vitales y laborales, la mayoría de nosotros seguimos persiguiendo la misma utopía: Un producto, forma de vida, servicio, hoja de ruta, mapa, que nos permita alzar un trazo perfecto que de lugar a la cuadratura del círculo.

Empujados por este deseo, nos aferramos a la búsqueda de estabilidad. Renegamos de toda sorpresa que no sea positiva y entendemos cada tropiezo o crítica como una poderosa amenaza. Todo ello, lejos de hacernos avanzar, nos convierte en adictos a todo suceso que pueda interpretarse como una línea que construya la anhelada cuadratura.

Desde el plano laboral, las consecuencias de este hábito nos hacen perder perspectiva. Aceleran nuestro temor al fracaso y potencian nuestra inseguridad sobre nuestro producto o servicio. Con cada vez más frecuencia, buscaremos agradar a todos en alguna medida en lugar de satisfacer a algunos de manera máxima. La bajada de precios o los bandazos estratégicos también podrán sucederse.

Escapar de este círculo vicioso resulta difícil por diversas razones. La primera, porque esta búsqueda utópica está asentada sobre creencias ancestrales sobre las que profundizaremos en otro de nuestros posts. La segunda, porque está encadenada a la evitación de un ingrediente con el que lidiar hoy en día es más necesario que nunca: el cambio y la incertidumbre.

En Events Flow, la experiencia nos ha enseñado a tener muy en cuenta este factor como uno de los frenos que dificultan la toma de decisiones y nos impiden disfrutar de las acciones que vamos llevando a cabo. Por eso, en lugar de buscar la cuadratura del círculo, enseñamos y aplicamos otra cuadratura: la del marco.

Tal y como hablamos en otros posts, crear un marco es acotar una realidad para dotarla de más fuerza y sentido. Esto implica elegir. Aplicar lo intensivo frente a lo extensivo. Seleccionar una base o concepto sobre el que construir y hacerlo crecer a través de elementos coherentes que se asienten sobre esos cimientos.

En la creación de un marco caben por tanto renuncias, al contrario de lo que sucede con la cuadratura del círculo. Se establecen prioridades en la comunicación, lo que implica límites. Y, sobre todas las cosas, se acepta que nunca podremos llegar a todos los lugares ni a todas las personas. Siendo rechazados por una buena parte de ellas.

En alguna parte de nosotros, todos somos conscientes de lo poco práctico que resulta dibujar en nuestra mente una utopía perfecta. Del trabajo y de la educación que supone entrenarse en la elección, la renuncia y la prioridad. De que resulta imposible construir un círculo en el que no habite la incertidumbre y algunos malos resultados. Por eso, desde Events Flow, trabajamos los marcos tanto a nivel estratégico para empresas como personal. La elección de aquello que nos hace especiales y con los que disfrutamos. Para potenciarlo, comunicarlo y construir nuestra marca personal o empresarial a partir de ello. Aunque eso implique renovación constante, renuncias y asunción de límites.

#Letitflow

 

Imagen: Framed, de Björn Bechstein. https://goo.gl/yh8WR3 ¡Gracias por fluir!

Leave a Reply