Events flow

Estás en Nuestro

Blog de Noticias

Envuélvamelo, por favor.

Al final, de eso se trata la publicidad. O debería tratarse. De envolver un producto con los mejores adornos posibles.

No hay nada malo en ello. De hecho, eso es lo que hacen las marcas que trascienden. Ofrecen experiencias más allá de su propio producto o servicio.

Muchas de las personas que no toman Red Bull se emocionaron con el salto de Felix Baumgartner. Otros que dejaron hace años de tomar Coca Cola vieron por Youtube todos los vídeos de su “Instituto de la Felicidad”. Y el packaging de todos los productos de Apple tiene tanto impacto que no nos sorprende que lo que guarden sea un tesoro.

Un producto que no ofrece nada más allá de su valor inicial pierde muchos enteros a la hora de competir. Su recorrido se acorta, también sus conversaciones. Y cuando hay poco que decir sobre algo, ese algo se olvida.

Reflexiona sobre cómo proyectar todo lo que tu producto, servicio y marca representan. Encuentra todo aquello que puede ampliar su alcance. Desarróllalo con coherencia y de manera atractiva y obtendrás una marca que trasciende y deja huella.

 

 

Leave a Reply