Saltar al contenido

El desierto no necesita máquinas para generar arena

En Events Flow trabajamos el proceso de construcción de marca tanto para empresas como para personas. El tratamiento es diferente en algunos puntos, pero tiene el común el más importante: se trata de generar valor y de ser consistentes con lo que nuestra marca promete.

En anteriores posts hablamos de la importancia de cumplir con nuestra promesa de marca. En un mundo cada vez más sometido por el cambio, ser consistentes en nuestra propuesta y cumplirla es más importante que nunca. El excedente de información y normalidad exige de filtros para optimizar nuestro tiempo. Convertirnos en material de ese filtrado supone desmarcarnos y que los propios clientes vengan en nuestra búsqueda.

La cuestión más importante de todas, sin embargo, es nuestra capacidad de generar valor. Poco importa la sofisticación del producto o servicio que vendamos. La solidez de nuestra propuesta de marca. Vale mucho más tener un prototipo de máquina para generar hielos en el desierto que contar con el más imponente sistema para producir arena.

Esta máxima, difícil a veces de entender, tiene más sentido que nunca en el nuevo paradigma que vivimos. Muchos profesionales se sorprenden de la diferencia de ingresos entre unos y otros. También de las ventas de algunos productos de la competencia frente a los suyos. La clave siempre está en el valor. Y por supuesto, en saber cómo comunicarlo y generar experiencias en torno a él.

Construye tu promesa de marca desde aquello que hace único a tu producto o empresa. Envuélvelo de todos los valores vinculados que pueden vertebrarlo. Y empieza a proyectar contenido relevante desde ahí. Pero nunca olvides, durante todo el proceso, que nadie va a comprarte arena en el desierto.